Gestión de Negocios

Cómo la movilidad tecnológica está cambiando las fuerzas de trabajo

Sonda
Escrito por Sonda

Además de dar más libertad y flexibilidad para el desempeño de los profesionales de su organización y asegurar procesos más eficientes, la movilidad tecnológica ha alterado constantemente la forma en que las personas trabajan. Hoy, muchas funciones se pueden realizar sin la necesidad de que el profesional se mantenga en el mismo lugar. Al final, son muchas las actividades que demandan desplazamiento frecuente. Así, la movilidad no solamente modifica la cultura de trabajo actua,l también crea nuevas alternativas de desempeño y oportunidades de negocio.

 Al incorporar cada vez más recursos tecnológicos a su rutina, las empresas han ido más allá de simplemente proporcionar autonomía y libertad para sus funcionarios. Cada vez que sus colaboradores recurren a medios digitales para realizar sus actividades, las organizaciones disminuyen costos. Sin embargo, el principal beneficio está condicionado a la optimización y agilidad de flujos de trabajo. Para entender mejor, continúe leyendo nuestro artículo de hoy.

Los cambios en la forma de trabajo de las nuevas generaciones

 Antiguamente todo profesional tenía que trasladarse a la empresa para iniciar sus funciones, ¿verdad? Hoy el escenario para las nuevas generaciones es bastante diferente. Acostumbrados al uso de recursos digitales desde que despiertan hasta el momento que van a dormir, los jóvenes profesionales no tienen ninguna dificultad en incorporarlos al día a día del trabajo. Así sólo basta un notebook o un smartphone para que inicien sus actividades, independiente de donde estén.

 Pero esto no se da únicamente en relación al espacio  de trabajo, también tiene una incidencia importante en las formas de trabajo, que actualmente están experimentando un profundo cambio. Las nuevas tecnologías han hecho realidad el trabajo remoto, desde el hogar. Muchos empleados modernos, por su parte, tienen autonomía para definir los horarios en que van a realizar sus tareas, participando ellos mismos en la elaboración de sus cronogramas. Algunos profesionales, por ejemplo, prefieren trabajar en la noche y seguir hasta la madrugada y otros tienen hábitos más tradicionales y prefieren trabajar en el horario de oficina típico.

 Respetar esas diferencias es una buena alternativa para que las empresas aprovechen lo mejor de las competencias de cada uno de sus profesionales. Eso sin contar que la libertad entregada por los gestores tiende a ampliar la capacidad creativa de los colaboradores.

 Por esas y otras razones,  los criterios de valorización con que las nuevas generaciones evalúan a un potencial empleador, vas más allá de un buen salario. Las organizaciones que tienen menos restricciones en lo que se refiere a comportamiento y horario se vuelven más atractivas para esas personas. Ya está más que comprobado por las investigaciones de empresas de reclutamiento: los jóvenes le dan importancia a cargas horarias flexibles.

 La movilidad tecnológica ayudando a las rutinas de trabajo

 Algunas formas de movilidad tecnológica han sido fundamentales para que las empresas atraigan y retengan talentos, así como para que mejoren sus propios procesos de trabajo. La optimización de procesos, agilidad y eficiencia son algunos de los beneficios que la movilidad tecnológica ha incoporado al mercado. Infórmese a continuación sobre algunas de las alternativas que ayudan tanto a los empleados como a las organizaciones.

Cloud computing

 Uno de los recursos tecnológicos que más ha impactado en la gestión eficiente de los flujos trabajo es la posibilidad de almacenar en la nube. Al recurrir al cloud computing,  las empresas son capaces de visualizar los procesos internos y ganan agilidad al tener más protección y seguridad de sus datos. Todo esto, sin mencionar la disminución de costos.

 El acceso a información a partir de cualquier lugar y por medio de cualquier dispositivo móvil (smartphones o tablets) es uno de los principales beneficios del cloud computing. En ese sentido, independiente de donde esté, un gestor o colaborador puede acceder a documentos, revisar o actualizar información.

 El cloud computing proporciona también más protección a los datos de la empresa, pues las certificaciones de seguridad los proveedores de servicios en la nube aseguran la protección de la información contra amenazas de robos o pérdidas.

 El almacenamiento en la nube también disminuye los costos de las organizaciones para guardar su información, pues las empresas pagan sólo por el espacio que usarán. Como existe flexibilidad, la capacidad de almacenamiento se puede aumentar o reducir fácilmente de acuerdo a la demanda.

 Videoconferencia

 Así como el cloud computing, la videoconferencia amplía las oportunidades de negocio y mejora la comunicación. Además evita la pérdida de tiempo en traslados.

 La video conferencia se puede usar tanto para la comunicación interna con otros profesionales como para contactarse con clientes. En caso de que un colega del trabajo esté en casa, en otra ciudad o incluso en otro país, es posible usar ese recurso para hacer una reunión. De esa forma, basta acordar un horario para atender a un cliente sin la necesidad de trasladarse hacia donde esté.

 Esos recursos propician la innovación y creatividad ya que abren espacio para la colaboración y la presentación de ideas de diferentes talentos donde sea que estén.

 BYOD

 La sigla BYOD se refiere a Bring Your Own Device (en español traiga su propio dispositivo). Ese concepto está relacionado con la posibilidad de que un empleado use su propio teléfono celular, tablet o notebook para realizar sus tareas en el ambiente de trabajo. La posibilidad de que un colaborador recurra a las herramientas que ya tiene a disposición puede propiciar un aumento en la productividad ya que las personas tienden a sentirse más cómodas al usar sus propios dispositivos, pues están más familiarizados con su uso, y pueden personalizarlas con lo que más necesitan, lo que se traduce en mayor eficiencia.

 Otra gran ventaja surge como consecuencia de los upgrades realizados en los dispositivos por los funcionarios que normalmente son más frecuentes que los hechos por la empresa. Así, hay una ganancia en el poder de procesamiento.

RFID

 La RFID o identificación por radiofrecuencia permite que, en vez de usar un haz de luz para la lectura de un código de barras, la identificación se realice por medio de la frecuencia del radio. Eso puede ser muy útil para la gestión del stock. Las etiquetas RFID se posicionan en los productos y, a partir de ellas, es posible rastrear cualquier mercadería individualmente. Así, surge la posibilidad de saber exactamente donde se encuentra en la cadena logística.

 Con esa tecnología se realizan grabaciones inalterables de códigos, lo que evita fraudes. Las etiquetas RFID también propician el envío de información sobre el producto, como condición y temperatura.

 Ya sea en beneficios para la empresa en sus procesos o para los funcionarios en la ejecución de sus tareas, la movilidad tecnológica altera las fuerzas de trabajo incesantemente. Aunque aún hay resistencia de parte de algunos profesionales en el uso de recursos digitales, es evidente que aprovecharlos tiende a mejorar la comunicación y a hacer los procesos más eficientes.

 Pero y entonces, ¿de qué forma ha influenciado la rutina de su empresa y su trabajo? Comparta su experiencia en los comentarios.

 

Sobre el autor

Sonda

Sonda

Agregar comentário

Share This