Tecnología de la información

La convergencia tecnológica y su impacto en el crecimiento empresarial

Sonda
Escrito por Sonda

En un mundo cada vez más digital, donde los avances de la tecnología afectan directamente a la forma de hacer negocios, las organizaciones necesitan estar al día y sacar el mayor provecho de los últimos avances de TI.

Es cada vez más común la apuesta por la convergencia tecnológica, es decir, utilizar una única estructura de tecnologías de la información para unificar diferentes procesos, herramientas, metodologías y sectores.

La convergencia tecnológica es una estrategia que reduce la separación de las herramientas de TI, algo que ha obstaculizado la fluidez de la producción y hace procesos lentos y complejos.

En este artículo, vamos a mostrarte por qué invertir en la convergencia es invertir en la mejora de todo el negocio.

Mayor velocidad de innovación

Antiguamente, cada sector se movía siguiendo una lógica propia de innovación.

Por ejemplo, por un lado las comunicaciones se van mejorando año a año con el surgimiento de smartphones cada vez más sofisticados, mientras que otras áreas caminaban a pasos lentos en temas más complejos, como los procesos de mejora en la gestión de procesos tributarios.

La brecha entre estos ámbitos es cada vez menor en la medida en que los cambios en un sector afectan directamente a los demás.

El estado de desarrollo de dispositivos móviles, así como la mejora de las estructuras de transmisión de datos como el 3G y 4G, permiten que varios procesos corporativos se realicen en el móvil, por ejemplo.

Es posible acompañar el flujo de caja a través de un celular que contenga una aplicación para el acceso al ERP, sigla para Sistema de Gestión Empresarial.

De este modo, los avances en la estructura y la usabilidad de recursos tecnológicos se realizan de forma acumulativa y a ritmo acelerado.

Apostar por la convergencia digital permite que la empresa esté alineada con las tecnologías móviles y digitales para optimizar todos sus sistemas de manera consistente para lograr ser más eficiente.

Aumento de la productividad de la empresa

La convergencia tecnológica presupone el uso de grandes paquetes de servicios, permitiendo que los empleados puedan realizar diferentes tareas sin necesidad de cambiar los procedimientos de uso.

Un buen ejemplo viene de las comunicaciones: es posible tener la misma infraestructura de telefonía móvil y fija, permitiendo el uso facilitado tanto de smartphones y de teléfonos tradicionales.

Además, la red de Internet de banda ancha es ofrecida por la misma empresa, así como los servicios específicos, como canales para videoconferencia o el almacenamiento de datos en la nube.

Todo esto hace que el empleado conozca el lenguaje utilizado en diferentes programas y dispositivos, y pueda alternar entre una herramienta y otra de manera fluida.

Hoy es bastante común iniciar una llamada camino al trabajo y, llegando a la empresa, hacer una videoconferencia. Todo con pocos clics y estabilidad, garantizando el uso adecuado del tiempo y aumentando la productividad.

Mayor control sobre los procesos

Toda empresa necesita manejar una serie de procesos que involucra el uso de datos masivos. Controlar cada acción de la empresa es un desafío ya que un área siempre impacta directa o indirectamente en otras.

Es por eso que gestores vienen apostando cada vez más en la utilización de métricas e índices de desempeño que puedan ser analizados de forma comparativa.

La convergencia tecnológica permite que la información de orígenes diferentes sea analizada en conjunto. Con el uso de un ERP, por ejemplo, todos los datos de interés de la empresa se analizan de forma integrada.

El resultado es la mejora en la capacidad de toma de decisiones estratégicas. Los problemas con los productos parados en el inventario pueden detectarse fácilmente, incentivando una acción de marketing dirigida para acelerar la negociación de dichos elementos. Los resultados de la acción, a su vez, pueden ser obtenidos al monitorear la evolución o no de la venta de aquel ítem.

Actuación estratégica del sector de TI

Ignorar la importancia del área de TI de las organizaciones en la actualidad es un error estratégico enorme. Al final, la transformación digital exige que las empresas dispongan de infraestructuras tecnológicas robustas, funcionales y estables, lo que es responsabilidad de su equipo de tecnología de la información.

Pero hoy, las TI son responsables de mucho más que solo  mantener los sistemas operativos: son capaces de detectar problemas rápidamente y ofrecer soluciones eficientes para facilitar el trabajo de otras áreas. Las empresas de logística con problemas para controlar los gastos de combustible, por ejemplo, pueden ser orientadas a contar con un sistema inteligente de optimización de rutas y geolocalización de cada equipo.

Como la tecnología es convergente, la información puede ser utilizada por otras áreas o unidades de negocio, como en la definición de pago de los conductores o la evaluación de impuestos a ser pagados en la importación y exportación de productos.

Más Seguridad

Las empresas con sistemas internos no alineados sufren para garantizar buenos protocolos de seguridad. Al final, las herramientas utilizadas para proteger los datos de RRHH pueden ser conflictivas con las del sector contable y tributario, por ejemplo. Así, al enviar un archivo de un sistema a otro, necesita ser traducido a un nuevo formato, lo que aumenta la posibilidad de que aparezcan datos con errores.

Con la convergencia digital, todos los datos tienden a ser organizados según un mismo lenguaje, lo que mejora la forma en que pueden ser almacenados, transmitidos y protegidos.

Es decir, es posible utilizar sistemas contra accesos indebidos mediante criptografía o procedimientos de autorización globales.

Uso de datos calificados

Ya hablamos de cómo el aumento de la seguridad garantiza la integridad de los datos de la empresa, asegurando que todas las decisiones corporativas sean respaldadas en información fidedigna. Pero la convergencia tecnológica también permite la recolección y análisis de datos que son de real interés corporativo, incluso si ellos están presentes en gran cantidad.

Un buen ejemplo viene de la convergencia entre los sistemas ERP y los de Gestión de Relación de Clientes, conocidos por CRM. Cuando las dos herramientas se integran de forma efectiva, la empresa consigue levantar perfiles de sus compradores y clientes potenciales.

Esto permite entender la relación y establecer mejores estrategias para la atracción y la fidelización. Todo ello sin perder de vista los costos utilizados en acciones de marketing, por ejemplo, y averiguando el retorno de la inversión en cada proceso corporativo.

Mejoría de la reputación corporativa

Apostar en convergencia tecnológica permite demostrar a los distintos stakeholders de su organización:  clientes actuales y potenciales, socios, inversionistas, trabajadores y competidores, que su empresa es consciente de la realidad corporativa del siglo XXI y no mide esfuerzos para garantizar una infraestructura tecnológica eficiente y fluida. La ganancia puede no ser medida, pero todo gestor sabe que tener una imagen asociada a la innovación, seguridad y control es una excelente manera de potenciar uno de los principales activos de las empresas: su imagen.

Sobre el autor

Sonda

Sonda

Agregar comentário

Share This