Gestión de Negocios

Reducción de costos en TI: siete consejos para implementar ahora

Sonda
Escrito por Sonda

Desde la captación de clientes al cierre de ventas, pasando por mejoras en la gestión interna y aumento de productividad, las soluciones de Tecnología de la Información (TI) viene transformando el mundo de los negocios. Aun así, es necesario tener cuidado con los recursos asignados en la TI para que la inversión no termine transformándose en un simple gasto o, en el peor de los casos, hasta en un daño.

Para ayudarlo en esta tarea, elaboramos una lista de consejos para que su empresa haga una reducción responsable de costos en TI que no perjudique su infraestructura tecnológica y, al mismo tiempo, aumente su rentabilidad. ¿Quiere saber cómo es esto posible? ¡Continúe leyendo!

1. Revise sus licencias

Muchos de los recursos alocados en TI se usan para el pago de licencias de software: antivirus, editores de textos y planillas, programas de gestión empresarial, y otros. En general, todo eso demanda un costo anual para continuar funcionando. Pero, ¿ evaluó cuáles de esos programas realmente usa?

Si de alguna forma se da cuenta que tiene programa que no utiliza, ¡pare de usarlos! También busque alternativas más baratas o gratuitas para los software que usa. Algunos programas (como editores de texto) poseen características similares a los ofrecidos por empresas de software abierto que son tanto o más eficientes que los tradicionales.

2. Aproveche la nube

Cloud computing es un término de moda en TI y su fama está más que justificada: tener servicios hospedados en la nube es barato, ágil y cada vez más seguro. Hoy es posible transferir y guardar archivos, coordinar equipos e incluso crear proyectos enteros directamente en internet.

Los servicios en la nube tampoco presentan costos de mantención, no necesitan actualizarse manualmente e incluso traen ventajas operacionales. Imagine poder acceder a toda la información necesaria para la toma de decisiones de su empresa por medio de un simple celular. ¡Eso se traduce en eliminar todos los gastos de desplazamientos y en no perder nada de tiempo!

Además, los servicios en la nube son escalables ya que se adaptan al tamaño de la demanda de su negocio. De esta forma, las empresas más pequeñas tienen menos costos, mientras que las que mueven más datos tienen un gasto proporcional a su tamaño.

3. Virtualice sus servidores

Para quienes no trabajan en el área de TI, pensar en servidores los hace pensar en esos computadores enormes y ruidosos que necesitan refrigerarse todo el tiempo y de los cuales salen miles de cables. Tradicionalmente, esos equipos eran extremadamente importantes para gestionar la plataforma de cómputo de la empresa, además de garantizar la integridad de los datos.

Hoy en día, esa imagen de una enorme y costosa casa de máquinas está condenada a extinguirse. Los servidores actuales pueden virtualizarse, lo que significa que un único equipo puede hacer el trabajo de varios servidores antiguos, así como un computador tradicional ejecuta diferentes programas al mismo tiempo.

Así, la mantención de esta TI centralizada es más económica, con los gastos focalizados en la preservación de menos equipamiento físico, lo que se traduce en menos costos de refrigeración y menos uso de los espacios físicos de su empresa. En resumen: ¡virtualizar servidores es una excelente idea para la reducción de costos en TI!

4. Apueste por las videoconferencias

Las videoconferencias ya son una realidad. Es cada vez más común realizar reuniones con personas ubicadas en diferentes ciudades, estados o incluso países. Además de reducir costos de transporte y hospedaje, este tipo de comunicación es naturalmente más barato que la conferencia tradicional por teléfono e incluso ofrece una experiencia más completa.

Sin embargo, es posible sacar aún más provecho de este recurso. Las soluciones ofrecidas pasan no sólo por el envío de sonido y video sino que también por documentos, programas y presentaciones en tiempo real, bastando sólo tener una estructura adecuada y conexión a internet. Además, también es posible compartir el escritorio de su computador, ya sea con un colega o incluso con un técnico de TI, que consigue resolver una serie de problemas por medio de esa conferencia simple y rápida.

5. Considere BYOD

La sigla BYOD viene del nombre en inglés Bring Your Own Device, que puede traducirse como “traiga su propio dispositivo”. Eso significa que la empresa aconseja a sus funcionarios a llevar desde casa equipos básicos de comunicación para utilizarlos en el ambiente corporativo, como notebooks, tablets y smartphones.

Por lo tanto, la reducción de costos es evidente: los gastos con la compra de este tipo de dispositivos dejan de ser responsabilidad de la empresa. Aunque es económica y práctica, esta alternativa requiere de algunos cuidados, en especial en relación a la seguridad de la información enviada a los equipos de los colaboradores que, al final del día, salen de la empresa.

Además, es necesario contar con una política clara de costos. ¿La empresa va a ofrecer conexión con internet banda ancha o 4G sin restricciones o sólo en el trabajo? ¿El costo de mantención de los equipos es todo del empleados o hay un subsidio organizacional? Son asuntos como estos los que se necesitan evaluar y responder de forma clara para que todos salgan ganando. Actualmente, hay soluciones que son capaces de gestionar estos desafíos de manera alineada a las políticas de seguridad de su empresa.

6. Apueste en SaaS

SaaS (Software as a Service) se traduce al español como software como servicio. En esta modalidad, su empresa no paga para comprar un programa de computador o para garantizar una licencia sino que para usar sus recursos. Es como un alquiler: sólo que se cobrarán los recursos utilizados efectivamente.

Otra ventaja de SaaS es que en su precio ya se incluyen los servicios de capacitación, actualización y mantención. De esta forma, además de disminuir costos directos, su empresa también gana agilidad en la medida en que los SaaS, al ser bastante específicos, son más simples de usar. Por lo tanto, ellos cargan con una curva de aprendizaje mucho más corta que los programas tradicionales.

7. Cuente con socios calificados

Trabajar con recursos tecnológicos se puede transformar en un gran dolor de cabeza para los gestores. Aunque estemos familiarizados con la tecnología hace bastante tiempo, las soluciones corporativas aún son un poco complicadas para usuarios comunes y, por lo tanto, requieren la asistencia efectiva de profesionales.

Por lo tanto, si quiere reducir costos en TI sin perjudicar su negocio, busque socios confiables que ofrezcan precios adecuados al tamaño de su empresa y que tengan un equipo de profesionales comprometidos no solamente a resguardar la mantención diaria de su infraestructura de TI sino que también a sugerir nuevos servicios y soluciones que sean realmente eficaces y menos costosas para su empresa.

¿Quiere reducir aun más sus costos en TI? Para ayudarlo preparamos un manual sobre gestión de costos. ¡No pierda tiempo y revise los mismos!

Sobre el autor

Sonda

Sonda

Agregar comentário

Share This